El ritual del café — Duarte101
Duarte101 Duarte101

El ritual del café

Rafael Pérez 31 mayo 2010 : 12:43 am 590 Lecturas

café dominicanoEn la República Dominicana el café no se toma por su sabor, sino más bien por el ritual que se crea alrededor de él. En mi familia, por ejemplo, colar un café significa mucho: un gesto, un recuerdo y una oportunidad para compartir, todo al mismo tiempo. Un sábado, por ejemplo, día en que más gente hay en la casa y más visitas se reciben, colar café hasta cinco veces es algo de lo más normal. Mis abuelos eran cafetaleros del sur y el gusto por el momento del café —no tanto por el café mismo— se ha venido pasando de generación en generación. En la familia común dominicana, colarle un café al visitante sigue siendo el mayor gesto de hospitalidad y brindar un café de termo o recalentado en algunos lugares se considera la mayor ofensa, un gesto reservado para los enemigos.

Ni marcas ni cafeterías

El año pasado hice un viaje a Costa Rica y conocí el Café Britt, cuya calidad es reconocida a nivel mundial. Me llamó la atención el hecho de que ellos presentan su café como toda una atracción nacional, los costarricenses mencionan con orgullo la marca y un paquete de Café Britt es el más popular souvenir. El Café Britt es a Costa Rica lo que es la Cerveza Presidente a la República Dominicana. Lo mismo pasa con el Café Juan Valdéz, de Colombia, cuya marca es reconocida a nivel mundial y hasta disponen de una extensa red de tiendas operada en diferentes países. Los dominicanos, a pesar de tener tantos años cultivando el grano, aún no tenemos ni una gran marca de café, ni una gran red de cafeterías. (Antes de que me mencionen a Carmel o La Cafetera, les recuerdo que ninguna de las dos ha llegado al nivel de ser representativas a nivel del país. Café Santo Domingo, por otro lado, a pesar de ser la marca más consumida localmente, tampoco tiene mucha exposición a nivel internacional ni es tan representativa de los dominicanos.)

Un ritual muy doméstico

Creo que aquí está la razón por la que a pesar de consumir tanto la bebida, los dominicanos ni tenemos una gran marca ni grandes cafeterías: el ritual del café, para nosotros, es un ritual muy doméstico. En nuestro país no abundan los baristas —expertos en el arte de preparar el café— ni tiene nuestra gente el paladar muy desarrollando en cuanto a sus sabores, aromas o combinaciones, para nosotros, el momento está muy por encima del gusto, somos más dados a compartir el café que a degustarlo. Aunque para algunos sea difícil de creer, el pueblo llano desconoce el capuchino, considera el frappé un absurdo y el café expreso, quizás la bebida caliente más popular del mundo, al dominicano le sabe a rayo. Supe de un dominicano que se presentó en una tienda de Starbucks de USA, pidió un Caramel Macchiato, se sentó en la mesa y sacó cuatro panes de agua que tenía envueltos en una funda de papel. ¡Eso es dominicanidad!

Rafael PérezRafael Pérez (Editor Principal / Fundador de Duarte101)
Administrador de empresas especialista en Inteligencia de Negocios (Gestión + TI). Es conferencista en temas como la gestión de proyectos, liderazgo e iniciativas sociales. Rafael es el Fundador y Editor Principal de Duarte101, Director General de Invermedios (nuestra empresa gestora) y sirve como Pastor en la Comunidad Cristiana PezMundial.
Twitter, Facebook, Blog Personal, BB Pin: 2160B636.