Las mujeres ya no usan medio fondo — Duarte101
Duarte101 Duarte101

Las mujeres ya no usan medio fondo

Alf MicStar 19 mayo 2010 : 11:01 am 15.787 Lecturas

Medio FondoQuizás conoces la prenda porque tu abuela lo usaba, porque cuando chiquito un día viste varios de ellos en el tendedero o porque simplemente llegaste a usar uno. En tiempos como este de calentamiento global, comodidad al vestir y libertad de colocarse más prensas fracaso y sensuales el mítico medio fondo no hubiera sobrevivido ni un segundo. Con solo pensarlo o decirlo nos remontamos a aquellos años en que los largos vestidos y largas faldas necesitaban de una prenda interior que cubriera toda la ropa desde adentro así darle mayor volumen a la ropa y evitar la transparencia de los tejidos. Las doñas de antes se encaquetaban su refajo, su medio fondo y cualquier otra cosa más para andar bien protegidas y resguardadas con sus vestimentas.

Enaguas, Los blumens, refajos y medios fondos

Mi amiga Johanna recuerda que cuando era pequeña, su madre siempre usaba blumens, eso era un sábana casi, siempre en su mayoría de nylon, tela menos apropiada para este clima tan indigno, también y encima de ese pedazo de cortina, se ponía el refajo que era un vestido pero en tela dizque suave, mayormente de nylon igual que los blumens, todo eso para que no se notara la ropa interior, porque antes era un crimen dejarse ver siquiera el tiro del brasier, que por cierto era de varillas por todos lados y algunos eran más que corsés. La ropa interior era una tortura, gracias a Dios que con el tiempo y las fabricación de nuevas telas y la incursión del algodón pues, ya la cosa fue variando, las proporciones de tela fueron disminuyendo (aunque todavía encuentras algunas prendas Hanes y Fruit of the Loom matapasiones, mangas largas para el confort de quedarse en casita estando cómodos. El refajo y el medio fondo eran prendas imprescindibles para una mujer salir a la calle con un vestido, no importando lo grueso de la tela del mismo, nada de piel se podía dejar ver, y era más que un suplicio, en tiempos de calor, se pegaban las prendas íntimas y ahí era que se marcaban en verdad las mismas por debajo de la ropa.

Menos tela, menos calor

En esto tiempos lo que usan más las mujeres son las tangas y los llamados colales, para muchos, prendas torturadoras y antihigiénicas que no se comparan con la cobertura y seguridad que ofrecían los eficientes y siempre disponibles blumens o panties. Este cambio en los interiores también desechó de plano el colocarse más telas alrededor como el legendario medio fondo, el calor y la modernidad ha hecho que estas prendas hayan desaparecido de la gaveta de todas las mujeres. Apenas vemos a las tradicionales abuelas y señoras luciendo todavía sus acostumbrados medio fondos y refajos. Quizás ya el secreto de Victoria o las ansias de fiera de Leonisa han colgado para siempre estos largos pedazos de tela que cubrían absolutamente todo. Lo que si existe es un total rechazo a ellos por su relación a vejez y fuera de moda. En épocas de mini faldas, vestidos sumamente cortos y de telas densas, el tratar de incluirle un medio fondo ya seria toda una exageración sin contar que en esta época muchas de las necesidades que cubrían estas prendas ya no son tan requeridas como antes. Es posible que el cambio climático tenga mucho que ver en toda esta evolución de menos tela que hoy existe, será entonces estar a la expectativa de que les deparara en el futuro a las mujeres con relación a sus prendas intimas, con el conocimiento de que algo como el refajo y el fondo no serán cíclicos como lo es la moda, una vez desaparecieron de la gracia de las féminas no volverán jamás.