¿Que es un resguardo? — Duarte101
Duarte101 Duarte101

¿Que es un resguardo?

Alf MicStar 7 mayo 2010 : 12:14 pm 8.976 Lecturas

Resguardo En nuestro país, aparte de las religiones tradicionales y modernas que nos componen, existe un tipo que es de origen católico pero que ha sido mezclada con diferentes elementos, creencias y bastante misticismo, hablamos de la religión popular, toda una serie de creencias que han sido transmitidas de generación y generación y tratan de ir a la par de la estructura espiritual más dominante en nuestro país. Santería, mal de ojos, trabajos, y hasta la llamada brujería componen este muy enraizado conjunto de tradiciones y costumbres de carácter religioso. Un resguardo, es aquel objeto físico portable que te cuidará y protegerá de cualquier maldad o malicia que pueda atentarte, los resguardos son todo un universo de formas, figuras, imágenes y accesorios que acompañan a muchos creyentes que se aferran con fe y respeto a esta clase de artículos.

¿El resguardo nos cuida?

Independientemente de tu creencia o devoción, esto es una realidad que complementa toda una cultura en República Dominicana. Desde que nacemos alguien nos coloca un azabache, que no es más que la figura de un puño con el dedo pulgar entre los dedos, el puñito está junto a un guillo que se coloca en la mano del bebe, ese quizás es el primer resguardo que nos toca en la vida. En el resguardo se cree que una fuerza espiritual, ya sea un santo o el mismo hijo de Dios nos ayudará en toda nuestra vida y nos será como un escudo protector de las brujerías y maldades que nuestros enemigos quieran infundir en contra de nosotros. Hay gente que hace altares en sus casas con todas las figuras conocidas y por conocer, otros, solo andan con el crucifijo y un rosario o con la biblia para cuidarse de cualquier maleficio. Hay muchísimas personas, que, ya sea por sus malas acciones o malos pensamientos o simplemente por incrédulos andan siempre con un resguardo en los bolsillos o en la cartera. Para las mujeres son en su mayoría sencillos, un rosarito bendecido alguna mojiganguita china para la buena suerte (siempre es una muñequita hecha de hilos y cuentas o piedras finas que cabe en el monedero, o simplemente una imagen de la virgen maría o del divino niño).

Muchas personas tienen el suyo La idea es tener un símbolo que represente nuestra fe y creencia, esa imagen u objeto siempre estará en un lugar importante, guardado en la cartera o el bolso, también en el monedero, de esa manera estamos más preparados para el día a día, junto a nuestro resguardo con nosotros. Los hombres, como dan más trabajo, andan siempre con una cosas horrorosas y gigantes que casi no les cabe en un bolsillo del pantalón, Johanna, una amiga conoce a un personaje que anda con una trenza hecha de soga con colores diferentes, por un extremo lleva enganchado un sinfín de plumas y en el otro extremo una retahíla de cuentas, mientras más grande el resguardo de más cosas te previene. Aunque hay muchísimas formas de llevar un reguardo, es más que subjetivo, porque todo en esta vida es cuestión de fe, para los comprometidos con la religión basta con llevar a Jesucristo en el corazón y el alma, acuñar bien sus preceptos y tener en paz el alma, para los que no son en nada comprometidos con la iglesia, la cosa se pone agria, cuando no son santos, son resguardos para todos los problemas, y ni hablar de las infusiones y botellas que día a día encima se echan, que si para el amor, que si para el dinero o para amarrar algún gualepo. En fin, cada quien se acomoda a lo que le convenga y crea esta costumbre está muy arraigada a nosotros, y debido a nuestra mezcla de culturas y religiones tenemos todo un sincretismo de costumbres que en muchas ocasiones hasta se ha alejado de los preceptos bíblicos ambientando un mundo místico y mágico de seres especiales con poderes y personalidad. El resguardo es un objeto, una cosa, un algo que representa algo de todo lo que hemos descrito, muchas personas necesitan de algo material para poder sentirse protegidos, ahora bien, si usted tiene el suyo, recuerde que por más cosas que tenga o les represente algo si no tiene a Dios como resguardo, no tiene absolutamente nada.